Seleccionar página

Es el momento de volver a vernos. Llevamos meses preparándonos para este momento y, tomando en cuenta las necesidades de nuestros alumnos y las directrices del Ministerio de Salud, estamos organizados para comenzar lecciones dentro de una nueva dinámica. 

Hace meses que esperamos este momento y estamos seguros que usted también. Luego de revisar y adaptar las recomendaciones del Ministerio de Salud a nuestra dinámica de trabajo, hemos establecido algunas pautas con la idea de que los niños se sientan cómodos y seguros en las instalaciones de Bright Spot Learning Center (BSLC). 

Estas son algunas de las medidas que ya estamos implementando:

Al ingreso

Establecimos horarios de ingreso. La idea es que no haya aglomeraciones de familias a la entrada, a la vez que facilita el tránsito en la vía pública. Los padres no pueden ingresar a las instalaciones. 

Una vez que el niño ingresa, se le toma la temperatura, se le lavan las manos, se les pone alcohol y se le cambian los zapatos. 

Todos los niños deberán tener un par de zapatos limpios y desinfectados en el kínder. Los zapatos con los que llegan al kínder, se quedan a la entrada de la institución. 

Recreos 

Habrá horarios para recreos con la idea de que los grupos no se mezclen. Crearemos dinámicas de juegos que mantengan a los niños entretenidos ese rato ya que la idea es que se desplacen lo menos posible para evitar así el contacto. 

Comidas

Los niños no podrán traer comida de su casa, esto con la idea de minimizar cualquier posibilidad de contagio. Para eso el kínder cuenta con servicio de alimentación asesorado por una nutricionista. Durante el almuerzo, dos o tres niños se sentarán por mesa y no se podrán compartir meriendas. El área de alimentación es muy amplia y ventilada. 

Durante clases

Una  encargada de la limpieza se encargará de desinfectar regularmente los baños, las superficies que podrían contaminarse con más frecuencia, como por ejemplo, manijas de puertas, mesas y sillas. En la medida de lo posible, cada estudiante tendrá sus materiales personales.

Las puertas de las aulas permanecerán abiertas y los docentes usarán mascarilla y guantes desechables. 

Medidas de higiene en la institución

Durante el día, los docentes usarán el equipo preventivo como mascarilla y guantes. Además, una vez que salen las clases, el personal de la institución se encargará de desinfectar todos los juguetes, mobiliario e instalaciones. 

Aporte de los padres

Si bien es cierto, en Bright Spot hablaremos diariamente con los niños sobre la importancia de seguir las indicaciones y respetar las medidas de higiene, es sumamente importante que los padres ayuden en casa explicándoles a los niños sus obligaciones y la necesidad de acoplarse a las nuevas reglas. 

Hay que conversar sobre la COVID-19 con ellos, ofrecerles información de acuerdo a su edad, tratando de abordar las preocupaciones y aliviar su ansiedad. Es vital para ellos mantener la calma y transmitirles tranquilidad para que se sientan protegidos.

 

 

Independientemente de la Pandemia, la entrada a clases siempre le provoca a los niños algún grado de ansiedad. El sitio understood.org da algunos consejos para lidiar con este momento en el artículo ¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a manejar la ansiedad que le causa el inicio del año escolar? Está claro que esto aplica sobre todo para los niños que llevarán clases presenciales. 

  • Proyecte confianza y comprensión. Puede parecer insignificante, pero a los niños los ayuda saber que los adultos entienden por lo que están pasando. “Veo que estás ansioso por el inicio del nuevo año escolar. Pero tengo confianza en ti y te voy a ayudar”.
  • Practique las rutinas de la mañana y de la noche. Inicie la transición a su horario escolar varias semanas antes de que empiece la escuela, incluyendo la hora de despertarse, de irse a la cama y de las comidas.
  • Dedique más tiempo para prepararse en la mañana. Esto es especialmente importante los primeros días de escuela. Le dará tiempo para lidiar con los berrinches u otras tácticas de evasión sin que su hijo llegue tarde a la escuela. Tener más tiempo puede además reducir su estrés y así podrá ayudar mejor a su hijo.
  • Ofrézcale opciones. Permitir que los niños elijan la ropa que usarán o lo que desayunarán puede hacerlos sentir en control y entusiasmados de ir a la escuela. Usted puede seleccionar algunas opciones y dejar que su hijo escoja su favorita.