Seleccionar página

Hay diferentes métodos de enseñanza, uno de ellos es el constructivismo. En Bright Spot Learning Center lo incorporamos a nuestro sistema de enseñanza porque creemos en la capacidad de los niños de elaborar su propio conocimiento.

Las clases en las que los docentes eran los protagonistas quedaron obsoletas. Hoy la labor de enseñanza se basa en la interacción con los menores y, sobre todo, en que la figura del adulto esté orientada a ser una guía que promueva en los estudiantes la iniciativa de descubrir por sí mismos lo que hay a su alrededor. Básicamente en esto consiste la corriente conocida como constructivismo. 

Existen definiciones muy teóricas sobre este tema, pero podríamos decir que es un modelo educativo en el que el estudiante, en este caso el niño, es el protagonista, ya que él construye de forma activa su conocimiento al relacionar la información nueva que va adquiriendo con la que ha recibido anteriormente. 

En este entorno, el docente, aunque ya no es la única fuente de conocimiento, tiene un papel sumamente relevante de guía, promotor y mediador. El estudiante, por su parte, tiene la labor de elaborar un aprendizaje sin tener que memorizar grandes cantidades de información sino más bien repasando y practicando lo que ha visto anteriormente e incorporando lo que ahora entra por sus sentidos.

Los beneficios de este tipo de aprendizaje son muchos: despierta el interés en los menores, la curiosidad y el análisis, pero también logra una asimilación a largo plazo, pues el nuevo aprendizaje se cimienta sobre los conocimientos previos, solo por mencionar unas cuántas bondades de esta corriente.  

“El constructivismo plantea una educación basada en el desarrollo de habilidades, destrezas, de esta manera el aprendizaje es continuo, significativo, satisfactorio y receptivo”, acota la revista Atlante en su artículo El constructivismo y su aplicación en el aula.

El juego, la mejor herramienta

En todos los niveles educativos, pero sobre todo en la primera infancia, el juego es la mejor herramienta de enseñanza. Es a través de todo tipo de actividades lúdicas que los pequeños entran en este rol de aprendizaje que los hace descubrir el mundo.

Es por eso que en Bright Spot Learning Center el juego es la herramienta con la que las docentes promueven la atención y el interés de los niños a la hora de aprender. “Nuestra metodología impulsa el aprendizaje por medio del juego. El niño logra avanzar mediante su propio ritmo, con actividades fundamentadas y objetivos concretos que a la vez son divertidos para ellos. Se les permite formular preguntas y buscar las respuestas por sí mismos para que puedan tomar conciencia sobre los conceptos que van adquiriendo. El niño es capaz de relacionar la nueva información que va adquiriendo con la que ya posee”, comenta Rebeca Chavarría, educadora y directora general de Bright Spot.

“Mediante el juego se logra que los niños aprendan a manejar y comprender sus emociones; como el enojo, el miedo y la frustración. En Bright Spot, les ayudamos a desarrollar las herramientas necesarias para una adecuada resolución de problemas, desarrollando la empatía, el control de la impulsividad y la regulación emocional”, finaliza Chavarría.

Beneficios del aprendizaje constructivista

  • Enseña a pensar
  • Permite el desarrollo de las habilidades cognitivas del niño
  • Centra el proceso de enseñanza en el menor
  • Se adapta a las necesidades del estudiante tomando en cuenta su individualidad
  • Permite un aprendizaje significativo y perdurable
  • Ayuda a repasar conocimientos previos
  • Favorece la independencia y la resolución de problemas
  • Crea niños con mayor criterio

Fuente: Rebeca Chavarría, educadora y directora general de Bright Spot.