Seleccionar página

Si de algo son muy conscientes los adultos, es que cuando se planea un viaje largo junto a los niños y las niñas, es indispensable estar preparado ante esos inevitables momentos de aburrimiento. No importa si se está a bordo de un vehículo o de un avión, lo importante es tener a mano herramientas que hagan más placentera esta aventura familiar. 

En la actualidad, hay quienes recurren al uso de aparatos como celulares y tabletas para entretener a los y las infantes durante largos periodos de tiempo, y aunque al hacerlo con responsabilidad y cumpliendo ciertas reglas, no representa un inconveniente, también existen otras opciones para divertirse. 

Al intentar entretener a los pequeños y las pequeñas podremos encontrar importantes aliados en artículos como un mazo de cartas, cuadernos y lápices para colorear, plasticina, calcomanías y libros de actividades. Sin embargo, también existe la posibilidad de recurrir a algunos juegos tradicionales.

Un artículo publicado en el portal web Guía Infantil también nos comparte otras formas en las que es posible que la familia se entretenga de manera conjunta, al mismo tiempo que van fortaleciendo sus vínculos emocionales:

    • Simón dice: Un clásico divertido para los niños y las niñas. Alguien hace el papel de Simón y será quien dará órdenes al resto. Cada vez que diga: ‘Simón dice…’ hay que obedecer, pero si da una orden sin decir antes ‘Simón dice’ no hay que cumplirla y el que lo haga pierde. Por ejemplo: ‘Simón dice que hay que sacar la lengua’ y todos sacan la lengua, pero si dice ‘Tocarse el pelo’, no hay que hacerlo porque faltó que dijera ‘Simón dice tocarse el pelo’.
    • Cantar canciones conocidas o enseñar nuevas: Como dice el refrán «el que canta sus males espanta», y nada mejor para espantar el aburrimiento que cantar todo el repertorio de canciones que sabemos y dar la oportunidad de enseñar a los demás alguna nueva.
    • Jugar al Veo, Veo: Es el juego clásico de entretenimiento mediante observación. Consiste en decir la primera letra del objeto que el jugador esté viendo en ese momento. El resto de los jugadores deben adivinar la palabra, se pueden dar pistas si se permite, y el ganador es el jugador que consigue adivinar la palabra.
    • Cambiar cuentos: Un juego para dar rienda suelta a la imaginación que consiste en contar un cuento y cambiar a uno de los personajes, el título, el desarrollo o el final.
    • Inventar cuentos: Otra idea para transportar la mente hacia otros mundos durante los viajes es inventar cuentos por partes. Cada uno de los miembros de la familia inventa una parte.
    • Palabras que empiecen por…: El juego se basa en dar un tiempo para pensar palabras que empiecen por una determinada letra.
    • Trabalenguas: Un juego siempre divertido que consiste en no trabarse con el trabalenguas, es decir, pronunciar en el menor tiempo posible una frase complicada con numerosos fonemas similares.
    • Adivinanzas: Resolver acertijos y adivinanzas es un juego muy educativo, pues ayuda a los niños a discurrir. El que se da por vencido, pierde.