Seleccionar página

La llegada de la Navidad trae consigo aires de esperanza y fe. Más allá de nuestras creencias, esta fecha se ha convertido para muchos en el punto de partida para plantearse nuevas metas y propósitos personales, al mismo tiempo que trabajamos día con día en ser una mejor versión de nosotros mismos.

Tomando en cuenta esto, los expertos afirman que esta época también es una excelente oportunidad para inculcar y promover valores en las niñas y niños por medio del ejemplo, e incentivando en ellos el verdadero espíritu navideño, ese que no proviene de las cosas materiales, sino del tener la oportunidad de dar y recibir tiempo, amor, dedicación, entre otros.

En el artículo Valores a fomentar en los niños para ayudarles a encontrar el espíritu navideño, publicado en el periódico español ABC, la psicóloga Rosa María Ibáñez explica que es indispensable ayudar a los infantes a que puedan diferenciar en qué consiste realmente estas fiestas, ya que ellos son sumamente inteligentes, por lo que es responsabilidad de los adultos “infundirles sensatez y sentimiento social”.

Una iniciativa para lograrlo sería, por ejemplo, que los infantes pueden hacer su bolsa o caja de regalos para los niños y las niñas que no tendrán algún presente para esta época, seleccionando ellos mismos, entre su ropa y juguetes que ya no usan. Eso demostraría gratitud y generosidad.

“La Navidad es un momento propicio para que, tanto adultos como niños y niñas pasen tiempo de calidad juntos. Resulta muy provechoso inculcar y fortalecer los valores, ya que, por lo general, son días en los que se hacen más notorias las virtudes que caracterizan al núcleo familiar”, comentó Rebeca Chavarría, educadora y directora general de Bright Spot Learning Center.

Por su parte, en la página web Baby Radio se afirma que los adultos pueden hacerles comprender estos valores a los pequeños y las pequeñas de muchas y distintas formas. Según este medio, la comunicación en familia es fundamental, por lo que se puede recurrir a la narración de historias, la transmisión del significado de los símbolos navideños, las fábulas y los cuentos.

“Para que la familia esté unida es importante que exista la comunicación ya que será el medio por el cual se den las relaciones sociales y la educación. Será el canal que usaremos dentro de la familia para transmitir aspectos tan importantes como los sentimientos, la afectividad y los valores”, asegura el medio.

El sitio web también explica cuáles son los valores que se pueden potenciar en Navidad, y los resume de la siguiente manera:

  • La generosidad y amistad: Tener detalles con las personas que nos importen y que no se basen solamente en regalos materiales. Que los padres enseñen a sus hijos a ser generosos sabiendo decir: “gracias” o “te quiero” se potencian buenos hábitos sociales.
  • La unión en familia: Participación activa de los miembros de la familia en actividades conjuntas como, por ejemplo, la decoración navideña o el momento de las cenas juntos.
  • Solidaridad: Puede ser un buen momento para explicar a los que pequeños y pequeñas que muchas personas viven situaciones desfavorables e ir instaurando en ellos la conciencia de realidad y un sentimiento solidario.
  • Ser positivos: Transmitir al niño y la niña la importancia de canalizar sentimientos y emociones para encarar la vida con actitud positiva y alegre pare sentirse bien con ellos mismos.